Noticias

News

Una historia de Navidad

Autor: David Maldonado, Jr.

 

            Y un niño ha nacido en una tierra nueva, un niño nacido de humildes inmigrantes que no desean nada sino una vida llena de esperanza en el mañana.

            A medianoche, llevando con ellos sólo lo indispensable, la joven pareja salió hacia una nueva tierra. Dejaban atrás su hogar, su familia, sus amistades, todo lo que les era querido y conocido. Su sueño había sido que el niño que llevaba la madre en las entrañas naciera rodeado del amor de la comunidad que para ellos era el hogar, pero precisamente por el bien del niño, ellos sabían que debían de partir. Por salvar a su hijo se lanzaron al peligro del frío y la noche del desierto. Estaban conscientes del riesgo que estaban tomando, pero lo hacían por fe esperando que en la tierra a la que se dirigían, encontrarían la vida que buscaban y necesitaban.         

            Guiados por el mar esplendoroso de las estrellas que alumbraban en medio de la oscuridad del desierto, se preguntaban sobre el futuro que les aguardaba, a ellos y a su hijo. Fue la esperanza de ese futuro para el hijo, el que les mantuvo firmes a proseguir su viaje a pesar de los temores de la travesía: ladrones que con frecuencia asaltaban a viajeros que como ellos tenían que ampararse en las tinieblas de la noche, la posibilidad de que la policía los detuvieran y quizás los trataran como si fueran criminales, aún de que los mandaran de regreso a su tierra.

            El miedo tiene la capacidad de inmobilizar a muchas personas. Pero no fue así con la joven pareja, sino que al contrario, el temor los impulsó a seguir adelante con más fuerzas. Aquellos peligros eran pálidos ante su temor mayor de una vida sin esperanza y futuro para su familia. Y así, en susurro oraban y se animaban el uno al otro caminando hacia la meta de que su hijo naciera en la nueva tierra de esperanza. ¡Tenían que llegar antes de que saliera el sol!

            Pero eso no pudo ser. El niño no podía esperar a nacer y antes del amanecer, estando ya en la nueva tierra, el nacimiento era inminente. ¿Qué hacer, a quién ir buscando ayuda? Tocaron con urgencia en la primera puerta que encontraron. Dentro de la casa habían luces y vieron moverse las cortinas de una ventana como para ver quién tocaba a la puerta. Pero la puerta no se abrió, y a pesar de haber escuchado una voz de mujer dentro,   nadie respondió.

 

A Christmas Story

David Maldonado, Jr.

 

            And so the child is born in a new land, a child born of humble immigrants who seek nothing more than life and hope for tomorrow.

            The young couple grabbed what they could carry with them and set out in the dark night. They were leaving familiar surroundings, as well as their home, friends, and family. They were expecting their first born and wished the child could be born at home surrounded by their community. But for the sake of the child, the young couple knew they must leave, so they walked out into the cold and dangerous desert night. It was a huge risk for them to leave, but it was also a leap of faith and hope that the land to which they were going would be a life-saving and life-sustaining place.

            As they made their way through the darkness, guided only by a sea of brilliant stars, they wondered what their future held for them and their child. It was their hope for the child that kept them focused and determined on their trek. They were afraid. Robbers were known to attack travelers in the night and in the desert. What if they were caught in the night? Would they be arrested and treated as common criminals? Would they be sent back to their homeland?

            Fears have a way of immobilizing some people. But for this young expectant couple, fear drove them even deeper into the night. What they feared the most would be life without hope, life without a future for their new family. In their whispers they encouraged each other and prayed that their child be born in the new land of hope. They had to arrive in their new land before day broke.

            But that was not to be. The child could no longer wait to be born. They were now well into their new land. They knew no one here and their surroundings looked strange and foreign. Where could they go for the birth of their child? Who would welcome them and offer hospitality? They knocked on the first door that they saw. The lights were on and the house looked welcoming. They saw the curtains move and a face peeked out to see who was knocking on the door. But the door did not open. From outside the house, they heard the voice of a woman inside.


Durante los días 22 y 23 de mayo en Princeton, Nueva Jersey, la Iniciativa Teológica Hispana (HTI) invito a un grupo de líderes denominacionales hispanos/latinos(as), así como a líderes de programas de educación teológica, para un tiempo de reflexión y conversación sobre una variedad de temas entre ellos los siguientes: educación teológica y vitalidad congregacional, educación teológica para personas académicas y líderes pastorales Latinx en un tiempo de cambio, personas que sirven a la iglesia y a la academia.  AETH se sientió honrada por ser parte de esta importante reunión.
During the days May 22nd - 23rd in Princeton, New Jersey, the HISPANIC THEOLOGICAL INITIATIVE invited a group of Hispanic/Latino(a) denominational leaders, as well as leaders of theological education programs, for a time of reflection and conversation on a variety of topics among them the following: theological education and congregational vitality, theological education for Latinx scholars and pastoral leaders at a time of change, scholars who serve the church and the academy. AETH was honored for being part of this important gathering.

Durante este tiempo, organizaciones que han recibido subvenciones del Fondo para la Exploración Teológica (FTE) se reunieron para conectarse entre sí, compartir desafíos e intercambiar ideas sobre la formación de los(as) líderes cristianos jóvenes que el mundo necesita hoy.  En el 2017, AETH recibió una subvención de FTE para implementar un proyecto de un año bajo el nombre: "Escuchando antes de guiar: una iniciativa piloto para acompañar a personas jóvenes estudiantes de teología y sirviendo como líderes de la iglesia".

During this time, recipients of grants from the Foundation for Theological Exploration (FTE) will be gathered to connect with one another, share challenges and exchange ideas on nurturing young Christian leaders the world needs now.  In 2017, AETH received a grant from FTE to implement a yearlong project: “Listening Before Mentoring: A pilot initiative to accompany young Hispanic theological students and church leaders”.

Con un apoyo del 97% de los(as) miembros presentes en la Asamblea se eligió al nuevo Consejo Ejecutivo que servirá por los siguientes 3 años.  El consejo ejecutivo quedó conformado de la siguiente manera:

With a support of 97% of the members present in the Assembly a new Executive Council was elected to serve for the next 3 years. The members of the Executive Council and their respective positions are the following:


Como parte de la implementación de la Red de institutos bíblicos hispanos, y después de un proceso de varios meses de búsqueda y entrevista a candidatos, AETH ofreció la posición de Coordinadora de Relaciones con Instituciones Teológicas a la Dra. Elizabeth Conde-Frazier. Así, durante nuestra reciente Asamblea Bienal en Orlando, anunciamos su nombramiento y tuvimos la oportunidad de orar por y con ella en este nuevo llamado que ella ha aceptado para servir a AETH y trabajar para el avance de la educación teológica hispana/latina. Nos sentimos grandemente bendecidos y honrados de que ella se unirá al equipo ejecutivo de AETH a partir del 1 de julio de este año. Y todos estamos muy ilusionados y entusiasmados por la energía, la experiencia, el conocimiento y la visión que ella trae a nuestra misión de promover educación teológica excelente y pertinente para el liderazgo hispano/latino en su servicio a toda la iglesia y al mundo.

As part of the implementation of the Network of Hispanic Bible Institutes, and after a process of several months of searching and interviewing candidates, AETH offered the position of Coordinator of Relations with Theological Institutions to Dr. Elizabeth Conde-Frazier. Thus, during our recent Biennial Assembly in Orlando, we announced her appointment and had the opportunity to pray for and with her in this new call she has accepted to serve AETH and to work for the advancement of Hispanic/Latino(a) theological education. We are blessed and honored that she will be joining the Executive team of AETH beginning on July 1st of this year. And we all are hopeful and excited for the energy, expertise, knowledge and vision she brings to our mission of promoting excellent and pertinent theological education of Hispanic/Latino(a) leaders in their service to the whole church and the world.


Fue en octubre del 2011 que se creó el “Centro Justo González para Ministerios Hispanos/ Latinos” en honor al Dr. Justo L. González por sus múltiples contribuciones a AETH, a la formación teológica de líderes hispanos(as), a la teología hispana/latina y a la teología contemporánea en general.

En marzo de este año 2018, el Consejo Ejecutivo de AETH decidió incorporar en el nuevo nombre del Centro el nombre de la Dra. Catherine Gunsalus González, compañera inseparable de Justo, colaboradora constante de AETH, y educadora que ayudó a abrir camino para muchas otras mujeres en la educación teológica.

Ella merece este reconocimiento y el de la iglesia por las siguientes razones:

Por su constante apoyo al trabajo de la AETH. Catherine contribuyó a la organización y participó en el primer encuentro en el cual se decidió formar la AETH. A partir de entonces, es una de las pocas personas que han participado en todas las asambleas de AETH, incluso las extraordinarias.


Durante los días 26 y y 27 de abril el Dr. Justo González hizo una presentación de su libro Conoce tu fe: cristianismo para el Siglo XXI en los recintos de San Germán y de Caguas de la Universidad Interamericana (UI) de Puerto Rico.  El libro se publicó el año pasado como parte de un proyecto conjunto de la UI y de AETH.


Durante los días 24 al 28 de abril, Fernando Cascante, Director Ejecutivo de AETH, visitó Puerto Rico para reunirse con miembros de AETH y para dar conferencias en varias de sus instituciones miembro: Colegio Bíblico Misionero (Trujillo Alto), Universidad Pentecostal Mizpa (San Juan), Instituto Bíblico Iglesia Discípulos de Cristo (Bayamón), Universidad Teológica del Caribe (Saint Just), Instituto Bíblico ECHAM (Río Piedras).  Los títulos de sus conferencias fueron:

“Líderes emergentes de la iglesia: la importancia de su competencia teológica”

“Equipándonos para servir en un mundo posmoderno: pautas teológicas y pedagógicas del libro de Proverbios”

 


Todavía sentimos el entusiasmo y la expectación de lo que significó nuestra Asamblea Bienal.  Ambos sentimientos, entusiasmo y expectación, están reflejados en las evaluaciones ya recibidas de casi la mitad de las 135 personas que se inscribieron.

Estuvimos presentes líderes de educación teológica de tres países, 20 estados de los Estados Unidos, de más de 26 denominaciones, 35% mujeres, 42 representando institutos bíblicos, 35 representando universidades y seminarios teológicos, y más de una docena representando otras organizaciones teológicas y educativas.

Como lo afirma el Salmo 133, el Señor nos bendijo al estar juntos y juntas en armonía, aunados por el compromiso común de promover una educación teológica que prioriza la centralidad del reinado/basileia de Dios.